La meditación es una técnica milenaria de oriente que poco a poco se va introduciendo en nuestras vidas de occidente. No es una extravagancia, ni una moda new age ni una religión. Simplemente es una herramienta. Para mi, tal vez sea, LA herramienta.

Más adelante os explicaré mi experiencia pero siempre cuento que fue el inicio del cambio.

Veamos cuales son algunos de sus beneficios.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE?

Por una parte apaciguar nuestra “monkey mind”. Esa mente inquieta que no para de rebotar de pensamiento a pensamiento, “tengo que” “tengo que” y “tengo que” constantemente.

No se trata de callarla, poner la mente en blanco es más bien un mito digno de monjes de clausura, sino de aprender a gestionarla.

Y como primera consecuencia de calmar la mente inquieta es reducir el estrés. Vivimos en una epidemia de estrés.

En el paleolítico el estrés era algo puntual, real y de alta intensidad como por ejemplo huir de un depredador. En la actualidad vivimos en un estado permanente de estrés dañino porque es de intensidad moderada (trabajo, familia, imprevistos, salud) pero constante y a menudo muchas veces, irreal. Nos preocupamos por cosas que aún no han sucedido o por cosas que ya han pasado y no tienen solución.

Ese tipo de estrés tóxico, mata. Debilita nuestro sistema inmunológico, dificulta el desarrollo cognitivo y emocional y eleva la presión arterial.

Por tanto, si meditar ayuda a reducir el estrés también sirve como prevención ante múltiples enfermedades consecuencia de este.

Además meditar nos ayuda a estar presentes en el ahora, no en el pasado ni en el futuro. Estamos programados evolutivamente para distraernos. En cierto sentido es una herramienta para investigar, aprender, mantener el estado de alerta y sobrevivir. Pero como todo, sino aprendemos a gestionarlo se puede volver en nuestra contra y la meditación es una buena forma de mejorar nuestra capacidad de atención, no sólo mientras estamos en silencio sino a lo largo del día. Los beneficios son acumulativos y duran toda la jornada.

Y por otro lado, personalmente creo que meditar aumenta nuestro nivel de consciencia, con “s”.

Entendemos CONSCIENCIA como el ser, el conocimiento de uno mismo y la capacidad de percibir la realidad y reconocerse en ella. Y CONCIENCIA como saber diferenciar entre el bien y el mal.

Gracias a la meditación aumenta la capacidad de vernos desde fuera y desapegarnos de las emociones y pensamientos, convertirnos en observador de nosotros mismos.

Meditar nos ayuda a conocer las reglas del juego y a reconocernos como jugadores con nuestros aciertos y nuestros errores.

A través de la practica de la meditación podemos acercarnos a un estado mental de conciencia plena popularizado como Mindfulness.

“Consiste en prestar atención, momento a momento, a pensamientos, emociones, sensaciones corporales y al ambiente circundante, aceptándolos, es decir, sin juzgar si son correctos o no. La atención se enfoca en lo que se percibe, sin dar pie a rumiación, definida esta última como la preocupación excesiva por los problemas y sus posibles causas y consecuencias, en vez de estar dirigida a buscar soluciones.” Wikipedia

El problema de los beneficios es que la mayoría no son tangibles y requieren constancia, práctica y paciencia para empezar a percibirlos a medio plazo. Por eso recomiendo simplemente meditar, sin ningún objetivo. Hacerlo porque sabemos que nos beneficia y nos beneficiará, pero no esperar nada a cambio.

TIPOS DE MEDITACIÓN

Existen múltiples escuelas y metodologías, ligadas a ciertas tradiciones y culturas. Personalmente me gusta diferenciarlas en 4 tipos:

  • Contemplativa: técnicas que se centran en observar un objeto externo a la vez que tratamos de relajarnos.
  • Guiada: aquellas que requieren un hilo conductor, ya sea presencial o mediante un audio, que nos va acompañando y relatando hacia donde debemos dirigir nuestra atención e imaginación.
  • De atención: focalizando nuestra atención en algo interno, normalmente la respiración, tratando de que sea abdominal, profunda y relajada.
  • Trascendental: aquella que mediante un mantra trata de trascender a las capas más profundas de nuestra mente.

He probado los 4 tipos y personalmente la que mejor me ha funcionado es la trascendental pero sinceramente creo que lo importante es meditar, probar y escoger la que mejor te funcione. A mi es la que más me ha ayudado, tal vez a ti también. O no. De lo único que estoy seguro es que algún tipo de meditación deberías practicar, a nadie le va a hacer daño estar en silencio 5, 10 o 20 minutos al día. 

Hagas la que hagas te sugiero que la practiques a diario y al menos al principio, durante 1 mes mínimo de forma disciplinada sin excepción para poder sentir los progresos o no y sacar tus conclusiones. Que la practiques sin intención ni expectativas, simplemente medita.

chicoflow

“El próximo anuncio de Nike saldré yo calzando unas Air Force One, con la camiseta de Kaepernick y el eslogan. JUST MEDITATE, JUST FLOW” @chicoflowlh

Cada persona es un mundo y cada entorno y circunstancias, un universo. Aquí te explico un pedazo de mi mundo…espiritual.

¿CÓMO EMPEZAR?

Depende mucho del tipo de meditación que quieras hacer pero como iniciación puedes seguir los siguientes pasos.

No necesitas mucho, tan sólo busca un sitio tranquilo (aunque con la práctica serás capaz de meditar en cualquier lugar), siéntate cómodo (no hace falta que busques posiciones raras, simplifica) cierra los ojos, respira profundamente y relájate.

Un truco para facilitarnos el hecho de centrar la atención en la respiración puede ser exagerarla levemente intentando imitar el sonido de Darth Vader y su máscara.  Cuando expiramos, a través de la garganta intentamos imitar al mayor villano de la galaxia pero ¡ojo! no seas friki y te pongas a repasar toda la saga. Si imitar a Darth te va a suponer una distracción, olvídalo.

Las fases durante la meditación suelen ser la siguientes:

atención —> distracción —> consciencia distracción —> atención (volver a meditar)

No te frustres cada vez que te venga un pensamiento a la mente. Interprétalo como una bendición porque te has dado cuenta de que estás pensando y puedes volver al mantra o a la respiración. Cada vez que piensas y te das cuenta es una oportunidad para seguir mejorando y aprendiendo.

Por muy molones que sean los pensamientos que te vengan a la mente, no te encadenes a ellos. Cuando te des cuenta, vuelve al presente. No reflexiones, no juzgues, no te apegues a nada que pase por tu cabeza. Tan solo eso, déjalo pasar y sigue.

Para controlar el tiempo puedes descargarte alguna app como MEDITATION para IOS o añadir un sonido tipo Gong a tu alarma. Y sino, puedes realizarlo sin alarma, poco a poco tu reloj interno se irá acostumbrando y apenas tendrás que controlar el tiempo.

ESTADO DE FLOW

¿Alguna vez te has involucrado tanto en una actividad que has perdido la noción del tiempo y has rendido como nunca?

Esa sensación es conocida entre los deportistas de élite como Estado de Flow: momentos de fluidez, silencio, presencia y alto rendimiento sin percepción de esfuerzo.

Desgraciadamente nos suele pasar de manera puntual sin saber cómo. Afortunadamente tal y como explica Mihaly en su libro FLUIR, podemos aprender a llegar a ese estado de forma consciente. 

Y con la práctica de la meditación tendremos más recursos para parecernos más a Chico Flow 😉

chicoflow

“El motivo de mi nombre es multifactorial: ritmo y estilo rapeando, fluidos sexuales y consciencia plena en el presente. FLOW en mayúsculas biaaatch” @chicoflowlh

MIRACLE MORNING

He visto como la meditación ha mejorado muchas vidas, empezando por la mía. Por eso, uno de mis propósitos con WODS es poder generar esa inquietud entre mi comunidad para que más personas puedan beneficiarse de sus pros. Con el foco puesto en la dirección de crear un grupo de meditación diario hemos creado las sesiones de Miracle Morning, de momento, los lunes a las 7am.

El objetivo es empezar el día y la semana con silencio y flow: meditación en grupo, estiramientos, cuadrupedias y secuencias de movilidad.

Como dice Ido Portal “Más movimiento en el cuerpo, más quietud en la mente”.

Además desde nuestros inicios hemos realizado en el box diferentes charlas y cursos sobre meditación trascendental con nuestro amigo y profesor Ruben Sánchez de “Al 200 por cien”.

MEDITACIÓN TRASCENDENTAL

Tal y como os explico en el video, después de probar varios tipos esta fue la que más me enganchó y la que practico desde hace ya más de 6 años.

Es sencilla, natural y sin esfuerzo y para aprenderla correctamente lo ideal es acudir a un profesional para que te enseñe y te resuelva todas las dudas. Los cursos duran entre 4 y 5 días (1-2h al día) y se suelen hacer a domicilio o en un punto de encuentro (un hotel, un local o un box como el nuestro).

Además cuenta con un montón de estudios científicos que demuestran cómo influye en nuestra salud y previene enfermedades. Si quieres más información al respecto te recomiendo los libros de Robert Roth “Meditación trascendental” y “la fuerza de la quietud”.

Y si estás interesado en aprender envíanos un email a [email protected] y te informaremos cuando volvamos a hacer un curso en WODS junto a Rubén Sánchez.

Algunos amigos nos cuentan su opinión sobre cómo les ha ido meditar:

Albert Cunillera

Aprendí la meditacion trascendental en wods y desde entonces, recurro a ella cuando me siento alterado, con ansiedad o estoy triste. Para mi es como ponerle aceite a la bicicleta, todo va mucho mejor, sin ruido mental, con los mismos problemas pero con mayor capacidad resolutiva. La recomiendo a todo aquel que quiera hacer de su vida un lugar más tranquilo, certero y maravilloso.

 

Rober Sánchez

Después de varios años experimentando con diferentes tipos de meditación, actualmente la que practico a diario podría considerarse informal. Todos los trayectos que hago caminando o en bicicleta (entre dos y tres horas diarias), intento hacerlo en modo “mindemptiness”, atento a las imágenes y los sonidos del entorno, sin más. De vez en cuando, esporádicamente si siento la necesidad, también me siento entre 10 y 20 minutos a practicar meditación zen. Ambas prácticas me ayudan en mi día a día a tener las cosas un poco más claras y centrarme en lo que considero importante.

 

Íngrid

Llevo aproximadamente 1 año practicando meditación trascendental. Normalmente lo practico una vez al día, cuando tengo más tiempo dos veces durante 20 minutos cada una. En mi caso me siento mucho más centrada y presente en lo que hago. Normalmente medito en el espacio de tiempo que tengo entre el trabajo y las clases y gracias a la meditación llego a clase con las pilas recargadas.

 

Óscar

La MT (Meditación trascendental) la aprendí hará ya 3-4 años y ha sido mi fiel compañera en los momentos más buenos y más débiles. Es esa herramienta que te ayuda a ti mismo a autogestionarte y salir de atascos mentales, quitar ese estrés y evolucionar, gracias a ella he podido alcanzar otro nivel mental. Sin duda es una herramienta para sacar tu mejor versión.

CONCLUSIONES

Igual que no es necesario tener estrellas michelin para aprender a cocinar, ni sacarte el First para poder comunicarte en inglés ni irte al CAR y pasar 6h diarias entre barras y discos para disfrutar de los beneficios de entrenar la fuerza…no es necesario raparte el pelo, ponerte túnica ni irte a un monasterio para beneficiarte de la meditación.

Investiga, prueba, repite, se constante, ten paciencia y de aquí a unos meses me cuentas que tal la experiencia.

Pero ten cuidado, puede cambiarte la vida.

Pin It on Pinterest