Olvídate de los estiramientos clásicos y estáticos de toda la vida. Si queremos activar el músculo para que este ready para los work outs, relajarlo manteniendo estiramientos durante 10-15” no es lo ideal.

Después del entrenamiento o como rutina independiente (para los días de descanso/recuperación) nos puede aportar muchos beneficios. En cambio, antes de entrenar prefiero acompañar el calentamiento de una rutina de movilidad articular, más dinámica y con mayor transferencia a los ejercicios que vamos a realizar posteriormente.

Aprende esta rutina fácil y simple, de pies a cabeza y hazla justo antes de empezar el entreno.

Primero entra en calor con ejercicios aeróbicos (Running, bici, remo, comba) a baja intensidad. Después incluye algunos ejercicios similares a los que vas a utilizar posteriormente en el entreno pero a baja intensidad.

Una vez hayas aumentado la temperatura corporal, incluye esta rutina de movilidad.

Fácil de memorizar. Fácil de hacer.  La aprendí en mis inicios en Area Crossfit, Viladecans.

Recuerda incluir estiramientos dinámicos cuando vayas a realizar series y cambios de ritmo. En función del entreno del día puedes incluir algún que otro movimiento articular, por ejemplo rotaciones de cuello.

Recuerda hacerlo siempre de manera controlada y amplia. Y no te flipes que estás calentando, suave y progresivo ?

Pin It on Pinterest