En nuestro país, una de las pocas cosas de las que podemos presumir (a pesar de la corrupción, la represión y el auge del fascismo) es nuestro sistema de sanidad público. Da igual que no tengas un puto duro en el bolsillo, si necesitas ayuda, se te proporcionará. O al menos eso se intentará.
Eso no quiere decir que sea perfecto, ni si quiera notable, tiene mucho que mejorar. Entre otras cosas de responsabilizar más al paciente mediante sus hábitos diarios, de centrarse más en la salud y menos en la sanidad, su industria y sus intereses económicos.

Y para hablarnos del enfoque no-holístico del sistema actual y darnos algunos ejemplos contamos con un guest-post de Guillermo Ayllón, un seguidor que quiso compartir con nosotros su experiencia en el sistema sanitario. No tiene desperdicio.

SANIDAD NO-HOLÍSTICA

Hola a tod@s, primer post para este blog.
Mi intención es hacer una crítica objetiva de lo que he podido vivir como profesional de la sanidad, antes de nada quiero presentarme, mi nombre es Guillermo Ayllón soy fisioterapeuta, C.O osteópata y kinesiólogo, he trabajado 5 años en España y 2 en Francia en el sistema público, en diferentes unidades de cuidados intensivos por lo que hablo desde la experiencia.

Me gustaría empezar enseñándoos una palabra que quiero que introduzcáis en vuestra vida, HOLÍSTICA, el ser humano es holístico, es decir, somos un conjunto indivisible de materia, de la misma manera que no podemos entender un edificio sin ventanas no podemos entender el cuerpo humano sin las diferentes partes que nos conforman. Por lo tanto no podemos entender la SALUD sin el aspecto mental, físico o emocional. Y esto es algo que hemos olvidado.

Del sofá al barro


El primer libro de habla hispana que te ayudará a prepararte para correr una SPARTAN RACE 

  • ¿Quieres prevenir torceduras, blancazos y calambres?
  • ¿Quieres saber cuál es la alimentación que me ha hecho lograr todos los retos Spartanos?
  • Serás un finisher de VERDAD.
  • Además si te inscribes YA, recibirás el primer capítulo GRATIS y recibirás el MAYOR DESCUENTO el día de su lanzamiento, más info en delsofaalbarro.com

Y es que nuestro sistema sanitario no es HOLÍSTICO, por supuesto es totalmente necesario y yo soy el primero en defender tanto su presencia como su carácter universal, pero no nos engañemos hay mucho margen de mejora, y estos cambios no conllevan grandes desembolsos, al contrario conllevan un gran ahorro.
Os voy a contar el caso que más me ha llamado la atención en mis 2 años de experiencia en el sector público pero no por ello el único.

Nos situamos en una unidad de cirugía vascular y torácica, básicamente encontramos pacientes amputados, con arteriopatías y/o ablaciones pulmonares, pues bien el paciente en referencia es un varón de unos 40 años de edad, con un peso aproximado de 130 kg, de un 1,70 de altura, al que ya se le había extirpado un pulmón y que en esta ocasión presentaba un derrame pleural, es decir, el pulmón restante ve disminuida su capacidad al estar comprimido por una colección de líquido, sin olvidar que apenas podía andar o sentarse en la cama a causa de su sobrepeso, un cuadro vaya….

Pues bien, para mi sorpresa, al abrir su armario, este se encontraba lleno de toda suerte de dulces y chocolatinas, pero lo peor viene a la hora de la comida cuando el hospital sirve nada más y nada menos que un chocolate de sobre con sus correspondientes panecillos con mantequilla y mermelada…. Este caso es extremo pero muy generalizado en el ámbito de la sanidad pública…

Puedo asegurar que al menos entre un 70%-80% de los pacientes que se encuentran en los hospitales tienes algún síntoma de lo que hoy conocemos como síndrome metabólico (Hipertensión arterial, exceso de glucosa y triglicéridos en sangre, nivel de HDL bajo y sobrepeso), estos síndromes pueden ser prevenidos en la mayoría de los casos con una buena alimentación y deporte.

Os voy a contar otra REALIDAD del sistema sanitario, que muy pocos quieren o pueden aceptar, la efectividad de los medicamentos , esas pastillas que tomamos casi a diario para casi cualquier síntoma o situación de nuestra vida cotidiana, y esta realidad es que se ha demostrado que al menos el 50% de ellos no son efectivos… y que otra parte de ellos son incluso nocivos para la salud, esto no lo digo yo, lo dice un artículo hecho en Francia entre los años 2002 y 2011.

Todo este no quiere decir que debemos evitar los hospitales, quiere decir que hay que evitar las enfermedades , la fórmula secreta es:

DIETA

comida real, sin productos procesados, os estoy ahorrando mucho dinero en dietas que no sirven para nada.
Aquí os propongo un juego: intentad que cada vez que vayáis a hacer la compra, no coger más de 5 productos procesados, luego 3 hasta llegar a 1 o 2 (soy adicto al queso, lo confieso). Y fijaros la relación que hay entre las personas y el tipo de carrito de la compra, veréis que cuantos más procesados, mayor obesidad…

DEPORTE

si es posible HIIT y trabajo de fuerza, por supuesto adaptado a cada nivel

ESTRÉS (positivo):

buscad objetivos en nuestra vida que os saquen de vuestra zona de confort y os ayuden a superaros metal y psicológicamente, NO CAIGAIS EN LA RUTINA. Atreveos a SOÑAR.
Aquí os propongo un pequeño experimento: de vez en cuando y en pequeñas dosis, pasad frío, no os abriguéis, dejad que vuestro cuerpo active sus mecanismos de defensa, con el tiempo diréis adiós a esos resfriados continuos.

¿Quién no tiene un coche hoy en día o cambia de teléfono cada 2 años?
Pero nos olvidamos de cuidar la único que nos permite vivir, nuestro cuerpo… no os dejéis empujar por la sociedad hacia el consumismo y lo fácil, luchad y esforzaos por ser mejor cada día.

Pin It on Pinterest