Siempre que admiramos a alguien es gracias a haber idealizado aquello que conocemos.

Nos encanta lo que vemos, lo que escuchamos o lo que nos cuentan de él o ella. Incluso muchas veces admiramos lo que queremos aceptar.

Admiramos una parte de esa persona, tal vez lo que refleje en los medios o redes sociales o lo que representa su trabajo, que al final solo es lo que proyectan sus logros pero ni mucho menos lo es todo.

Suele haber muchas cosas que no conocemos o conocemos en menor medida de dicha persona y entre ellas suele estar su lado oscuro, sin el cual, probablemente no estaría donde está ni lo admiraríamos tanto.

Del sofá al barro


El primer libro de habla hispana que te ayudará a prepararte para correr una SPARTAN RACE 

  • ¿Quieres prevenir torceduras, blancazos y calambres?
  • ¿Quieres saber cuál es la alimentación que me ha hecho lograr todos los retos Spartanos?
  • Serás un finisher de VERDAD.
  • Además si te inscribes YA, recibirás el primer capítulo GRATIS y recibirás el MAYOR DESCUENTO el día de su lanzamiento, más info en delsofaalbarro.com

Todos tenemos un lado oscuro. Si dejamos que nos controle nos acabaremos quemando pero si aprendemos a gestionarlo puede servirnos de combustible.

DR. JEKYLL Y MR HYDE

Batman y Bruce Wayne.

Superman y Clark Kent.

Spiderman y Peter Parker.

chicoflow
“Chico Flow y el que te focka” @chicflowlh

Todos estos superhéroes tienen una vida secreta que los hace poderosos. Como Harvey Dent, tienen dos caras. O más. Como yo y como tú.

Todos tenemos un Dr. Jekyll y Mr.Hyde dentro.

Jekyll vive en la luz, según las reglas.

Hyde vive en la oscuridad, actúa por impulso e instintos y disfruta siendo libre de miedos, moralidad y emociones.

Nos guste o no, en mayor o menor medida, todos tenemos oscuridad dentro. Emociones, pensamientos, hábitos o incluso actitudes nocivas.

Como ya hemos hablado en artículos anteriores todos tenemos un superhéroe y un zombie dentro, depende de cuál alimentemos tendremos unos resultados u otros.

En ese lado oscuro es donde vive nuestro zombie, pero también nuestro villano, nuestro hater, nuestro cabronazi, nuestro pequeño gran hijo de puta. Si, lo tenemos.

Y hay que empezar por aceptarlo y a partir de ahí trabajar el autoconocimiento.

“Lo más dificil del mundo es conocerse a uno mismo y lo más fácil hablar mal de los demás” Tales de Mileto

La mejor herramienta para conocerse a uno mismo es la meditación ya que aumenta la capacidad de verte desde fuera, desapegarte de las emociones y los pensamientos y convertirse en observador de ti mismo y a partir de ahí reflexionar, aprender y mejorar.

Y precisamente fue Ruben Sánchez, amigo y profesor de Meditación Trascendental quién me hablo del lado oscuro de los deportistas de élite.

RELENTLESS

Ruben me recomendó Relentless, libro de Tim Grover,  conocido por haber sido el entrenador personal de Michael Jordan y Kobe Bryant entre otros.

Tim cuenta en el libro que todos los deportistas de élite con los que ha trabajado tenían un lado oscuro que pocos conocían. Concretamente una o varias actividades extra laborales, a menudo secretas o poco conocidas donde estos se desinhibían.

Para unos podía ser el juego y las apuestas, para otros el sexo, para otros las fiestas.

No tiene porque ser algo peyorativo ni destructivo (aunque a menudo puede serlo).

Los deportistas de élite están sometidos a una gran presión y suelen tener una ética de trabajo descomunal. Para que sea sostenible necesitan válvulas de escape. Por ello cuando quieren escapar de la presión según Tim Grover, los mega-cracks acuden a su lado oscuro para soltar toda la mierda, todas las inhibiciones y permitirse simplemente hacer aquello que quieren hacer, de la manera que quieren hacerlo.

Su lado oscuro es el enlace esencial para entrar en la zona y conseguir lo que quieren.

Un reto privado que les pone a prueba y deben controlar sin dejar que les controle a ellos ya que es una adicción tan potente como su adicción al éxito.

Un ejemplo real: Tiger Woods

El mejor golfista de la historia tenia un lado oscuro, su adicción al sexo. Mientras pudo controlarlo, no dejó de cosechar éxitos. Cuando se desbordó y su adicción pudo con él, empezó el principio del fin.

Recientemente ha vuelto, pero no sabemos si volverá a ser el mismo.

chicoflow

“Yo no juego a golf pero también tapo agujeros, soy el tigre de WODS” @chicflowlh

Un ejemplo fictício: Dexter

El personaje de la serie es un psicópata que desde bien pequeño es consciente de sus impulsos homicidas y gracias a la ayuda de su padre aprende a canalizarlos y utilizarlos de la forma menos destructiva posible. ¿Cómo? Haciéndose criminólogo, encontrando a otros psicópatas antes que la propia policía y asesinándolos para su propio goce. De día es capaz de llevar una vida bastante normal gracias a que ha aprendido a gestionar su lado oscuro sin que le pese excesivamente en su conciencia.

No estoy justificando ningún comportamiento destructivo, tan solo exponiendo ejemplos, reales y ficticios del lado oscuro y su gestión en beneficio de los intereses del sujeto en cuestión.

HEDONISTA VS PROPOSITIVO

A la hora de tratar a los clientes en coaching se suelen usar rasgos para diferenciar a los tipos de persona. Todos tenemos un poco de ambos rasgos pero solemos tener tendencia a uno de los dos.

Uno de los parámetros para diferenciar a la gente es el de hedonista vs propositivo, es decir, aquellos que se centran más en el placer, en el carpe diem, en el corto plazo vs aquellos que buscan el largo plazo mediante proyectos y objetivos. Los primeros están más centrados en el placer y los otros en la felicidad de darle sentido a tu vida.

El propósito de la vida es una vida con propósito. Clic para tuitear

Probablemente a Jordan y Bryant les encantaba el Baloncesto y Tiger Woods disfruta jugando al Golf pero eso no es suficiente para sacrificar todo lo que han sacrificado para triunfar. Según Tim Grover, no se trata de tener pasión. Pasión tiene mucha gente. La pasión se deja llevar por las emociones, puede servir de chispa en momentos puntuales pero no de motor, no es lo más inteligente.

Tim afirma que sus atletas con dark side no amaban el baloncesto sino el resultado. Lo que podían conseguir gracias a este. Lo que podían aportar al mundo, como se podían expresar gracias al deporte, como podían inspirar.

Por tanto, aunque les gustase jugar a baloncesto no era su hobbie sino su misión, lo hacían como un propósito. Ali también solía decir que odiaba cada segundo de entrenamiento y aún así, lo hacia.

Todos ellos eran extremadamente propositivos. 24/7 pensando en su misión, casi de forma obsesiva.

Tal vez por ello necesitaban evadir su lado oscuro mediante actividades puramente hedonistas de forma clandestina. Era su válvula de escape.

Si nos paramos a pensar, muchas personas con vidas dedicadas a algo muy grande e importante suelen tener una vida secreta muy hedonista e incluso a veces perversa.

Curas pederastas, ejecutivos adictos al sado, intelectuales ludópatas…

chicoflow

“¿Politicos corruPPtos también vale?” @chicoflowlh

No todos tienen por que ser nocivos o incluso delito pero seguramente cuanta mayor presión y represión sufran en su vida más necesitaran acudir a su lado oscuro.

Seguro que tú también tienes uno pero ¿eres consciente de tu dark side? ¿Lo sabes gestionar para tu propio beneficio? ¿Puede esta potenciar tu propósito?

CONCLUSIONES

En Entrena como un héroe somos más partidarios de la misión que del placer vacío, más próximos al estoicismo que al hedonismo. Y a veces pecamos de olvidarnos de este último, el cual también es importante y necesario, en su justa medida.

Por ejemplo, querer llevar una dieta perfecta de por vida es insostenible, al menos en nuestra sociedad occidental apestada de ritos en los que se utiliza la comida y el alcohol y en ciudades rodeados de pecados deliciosos. Por eso la comida trampa puede ser una buena herramienta si se sabe utilizar, sino puede ser la perdición.

Evolutivamente estamos cableados para buscar el placer y la seguridad.

Probablemente sin propósito no hubiera habido tanta evolución como especie, solo supervivencia..

Al igual que la pasión, el propósito viene del ego. Esa vocecilla que quiere destacar y dejar huella. La pasión se centra en el yo, en cambio el propósito se centra en el nosotros, en dejar huella para mejorar el mundo. Ambos vienen del lado oscuro pero sin duda el propósito es más útil.

Personalmente me considero muy propositivo, a menudo en exceso y me olvido “de vivir”.  Tal vez por ello me cueste comprometerme en otros aspectos que no sean en mis proyectos.

Es algo en lo que llevo tiempo reflexionando y trabajando para mejorar porque realmente creo que al igual que el cheat meal me ayuda a llevar una dieta basada en la comida real puedo encontrar otras actividades que en su justa medida me permitan seguir luchando por mi misión sin acabar saturado.

Después de darle muchas vueltas encontré algunas válvulas de escape de mi dark side y mi bro Ypso me las tatuó en el brazo.

¿Y tú? ¿aceptas tu lado oscuro? ¿sabes controlarlo y utilizarlo en tu beneficio?

Y lo más importante.

¿Harás como Batman y utilizarás tu lado oscuro para beneficio de todos?

Pin It on Pinterest