Siempre he admirado las artes marciales y los deportes de contacto. Me parecen una vía genial de canalizar emociones desagradables de una forma útil, desestresante y saludable. Probablemente las artes marciales son las primeras disciplinas de entrenamiento funcional que existieron: trabajas todas las capacidades. Cuanto más completo seas, mejor.

A pesar de ello, por mi carácter, apenas he practicado Taekwondo de pequeño y algo de Boxeo mientras estaba en la Universidad.

Hace un par de años, gracias a nuestro compañero Marcel de Primal que estuvo de prácticas en nuestro box, descubrí el Krav Maga. Nos enseñó algunas técnicas y desde un principio me llamó la atención.

Recientemente hice unas cuantas clases y un seminario en Krav Maga Worldwide y me acabó de convencer: es una disciplina muy interesante para complementar los entrenamientos de fuerza y cardio.

Antes de entrar en una valoración personal y ver sus pros y sus contras, entendamos qué es y de dónde viene el Krav Maga.

¿QUÉ ES KRAV MAGA?

El Krav Maga (que se pronuncia como se escribe, pero con acento agudo en la última “a” y que en hebreo significa “lucha de contacto”) es un sistema de defensa personal sencillo, agresivo, fácil de aprender y fácil de recordar. El entrenamiento en Krav Maga se concentra en principios en vez de en técnicas, porque no hay dos ataques que sean iguales, como no hay dos personas iguales, y, de hecho, la misma persona, enfrentada con una amenaza determinada, reaccionará de manera distinta de un día a otro.

Krav Maga, el sistema oficial de defensa personal de las Fuerzas de Defensa de Israel, te ofrece un método fácil de aprender, pero muy eficaz, que hace hincapié en movimientos instintivos, técnicas prácticas y situaciones realistas de entrenamiento.

El Krav Maga, basado en el principio de que es mejor pasar lo más rápidamente posible de la defensa al ataque, enseña maniobras de liberación rápida combinadas con potentes contraataques. Ya seas grande o pequeño, hombre o mujer, joven o viejo, es posible emplear el Krav Maga para protegerse explotando las vulnerabilidades del agresor. Aprender Krav Maga te dará la puesta en forma, capacidades y confianza en ti mismo para sentirte más seguro y protegido cada día.

La esencia del Krav Maga puede entenderse definiendo algunos de estos principios. Entre los principios que constituyen el sistema del Krav Maga se encuentran los siguientes:

Las técnicas deben ser movimientos basados en instintos naturales.

Las técnicas deben afrontar el peligro inmediato.

Las técnicas deben defender y contraatacar simultáneamente.

Una defensa debe funcionar contra diversos ataques.

El sistema debe integrarse, de modo que los movimientos aprendidos en un área del sistema complementen, en vez de contradecir, los movimientos de otra área.

Las técnicas deben ser accesibles a las personas normales, no sólo a atletas.

Las técnicas deben funcionar desde una posición de desventaja.

El entrenamiento debe incluir la tensión experimentada en ataques reales.

Estos principios guían nuestro entrenamiento y nuestra evaluación de técnicas. Cuando encontramos un punto débil en una técnica, o cuando consideramos una variante, hacemos preguntas basadas en estas pautas. Por ejemplo, si un instructor sugiere un cambio en una técnica, no lo probamos con nuestros mejores atletas; nos dirigimos a algunos de nuestros estudiantes menos atléticos y vemos si pueden realizar la nueva técnica (principio: las técnicas deben ser accesibles a las personas normales).

Al juzgar una técnica defensiva, medimos su efectividad por lo bien que funciona si nos retrasamos (principio: las técnicas deben funcionar desde una posición de desventaja). Si la técnica sólo funciona cuando nos adelantamos o cuando estamos preparados, entonces buscamos algo mejor.

Es en esto en lo que el Krav Maga es distinto. Desde luego creamos ejercicios y métodos de entrenamiento que limitan las opciones del estudiante… pero constantemente (¡nuestros estudiantes dirían que obsesivamente!) les recordamos que no deben pelear siguiendo las reglas. Por ejemplo, deben tratar de separarse y liberarse, o encontrar un objeto que emplear como arma. No tenemos ningún interés en demostrarnos a nosotros mismos o al atacante que podemos realizar una técnica en particular. Nuestro único interés reside en volver a casa sanos y salvos.

El Krav Maga carga la mano en lo “marcial” y no mucho en el “arte”. No siempre es bonito lo que hacemos, pero funciona. Preferimos describir el Krav Maga como un “sistema de tácticas defensivas”: un método táctico y lógicamente bien fundamentado para afrontar enfrentamientos violentos.

El sistema de Krav Maga integra el ejercicio físico y la auto-protección como ningún otro sistema.

Aportando un ejercicio físico que acentúa la tonificación muscular y mejora dramáticamente la fuerza y energía. Las clases de auto protección de Krav Maga son un trabajo de todo el cuerpo.

Su instrucción resulta tan  sencilla y efectiva al nivel de sistema de auto protección como completa a nivel de Fitness que cualquier el alumno puede llegar a ser capaz de utilizar el Krav Maga en unos meses.

* texto extraído de la web de worldwide

ORÍGENES

Imi creció en Bratislava, pero nació en Hungría. Siendo un atleta natural, ganó premios nacionales e internacionales en gimnasia, boxeo y lucha libre.De todos modos, la mayor influencia de Imi era su padre, Samuel, un policía instructor de defensa personal. Samuel empezó su carrera como acróbata en un circo y como practicante de lucha libre, pero más tarde se incorporó al departamento de policía, en el que sirvió durante tres décadas como inspector jefe. Se hizo conocido por su elevado índice de arrestos, especialmente de criminales peligrosos.

A lo largo de los años 30, Imi perfeccionó sus habilidades de combate en las calles de Bratislava, defendiéndose a él y a sus vecinos judíos de los grupos locales de fascistas. Tomó parte en numerosas peleas para evitar que los grupos antisemitas aterrorizaran a la población judía de la ciudad. Estás peleas le ayudaron a comprender las diferencias básicas entre el deporte y la lucha real en la calle. Fue en éste momento en el que las semillas de los principios del Krav Maga se plantaron en su mente.

Después de varios años de viaje, Imi llegó a Israel, que en aquel entonces se llamaba Palestina. Se unió a los Haganah, una organización paramilitar de la comunidad judía, y luchó para crear el estado independiente de Israel. A lo largo de éste periodo empezó a enseñar a los soldados técnicas básicas de defensa personal. El estado israelí fue establecido en 1948, desde el momento en que nació el estado de Israel estuvo en guerra con sus vecinos, a Imi se le pidió desarrollar un sistema de lucha y defensa personal para las Fuerzas de defensa israelíes (IDF). Israel necesitaba formar un ejército de forma inmediata, enviando soldados a la batalla con un entrenamiento mínimo y sin tener tiempo para volverlos a entrenar o para proporcionarles cursos de actualización.

Por esta razón, las técnicas de combate tenían que ser fáciles de aprender y fáciles de recordar bajo estrés, incluso si no se tenía suficiente tiempo para entrenar a los soldados, Imi refinó con cuidado Krav Maga durante su carrera como jefe de combate cuerpo a cuerpo para el IDF.

Comenzando con unidades de fuerza especiales como el Haganah, Palmack, y Palyam, Krav Maga llegó a ser la instrucción de combate oficial para todo el personal militar, fuerzas israelíes de policía y seguridad.

En las primeras etapas de su desarrollo Imi Lichtenfeld se enfrentó a la necesidad de educar de forma eficiente y rápida a una amplia diversidad de soldados Israelíes, desde los graduados de preparatoria físicamente aptos, hasta los soldados maduros de las reservas, sin buena condición física. Por consiguiente desarrollo un sistema basado en movimientos simples e instintivos, en lugar de técnicas rígidas que requieren años de entrenamiento.

* texto extraído de la web de worldwide

PROS, CONTRAS Y CRÍTICAS

Como todas disciplina, a medida que se populariza crecen sus amantes y sus detractores.

Entre las críticas más habituales se encuentra la falta de ética a la hora de combatir pero creo que el problema radica en confundir el Krav Maga con un deporte reglado o un arte marcial. No es eso. Aquí el objetivo es aprender a defenderte en una situación real de riesgo y ahí no hay reglas y la ética es secundaria, primero salva tu culo y luego ya veremos.

Otra de las críticas es que no hay contacto real en el entrenamiento ni competición, precisamente lo cual me parece un punto a su favor, se trata de aprender y hacer ejercicio con el menor riesgo posible. No somos matones ni queremos serlo, solo hacer ejercicio aprendiendo técnicas que, ojalá nunca necesitemos usar.

chicoflow

“Yo también conozco técnicas milenarias con las que podría fecundarte usando un sólo testículo” @chicoflowlh

PROS

  • Es sencillo y útil, no busca movimientos espectaculares sino efectivos, que tengan una transferencia a la vida real en situaciones de riesgo. Aprender a hacer lo justo para poder ponerte a salvo y salir corriendo de la amenaza.
  • Es apto para todos los públicos, no hace falta ser un atleta. El objetivo es que cualquier persona, sin necesidad de ser un experto en artes marciales o deportes de contacto, pueda defenderse ante una amenaza.
  • Es muy variado y completo, trabaja con golpes y llaves de todo tipo. De pie y en el suelo. Solo con tu cuerpo o utilizando objetos cotidianos que puedas usar para defenderte.
  • Combina calidad con intensidad: durante las sesiones que realicé en Worldwide Barcelona el foco estaba puesto en la técnica, la progresión y el control. Es decir, la mayor parte de la clase era de una intensidad moderada. Al acabar, en cambio, solíamos hacer lo que llaman “stress training”, un pequeño hiit de alta intensidad (alrededor de 5’) donde mezclaban ejercicios funcionales y la técnica que se había aprendido durante esa clase. El objetivo era elevar pulsaciones antes de realizar la técnica para que se asemejase más a una situación real donde el miedo nos puede jugar una mala pasada y bloquearnos.
  • No hay competición: o al menos no se suele promover. Cómo dice nuestro amigo Rubén de AutSpain, ya hay demasiada competición en la vida. Ya hay demasiada competición en el ejercicio físico con los deportes reglados y las artes marciales convencionales. Esto solo es aprendizaje y simulación para sobrevivir a una supuesta situación extrema. 
  • Es muy divertido, vuelves a jugar como cuando eras niño ya que más que pelear, interpretas los combates al más puro estilo Rey Misterio en la WWE. En algunas clases te sentirás como un actor de cine rodando una superproducción de Marvel.

chicoflow

“Yo suelo jugar a imaginarme que hago grappling con Ronda Rousey. Siempre pierdo. Me encanta” @chicoflowlh

 

  • Sparring Flow: es uno de los conceptos de los que habla John, entrenador de Connor Mc Gregor en su libro Vencer o aprender según el cual no es necesario pelear a muerte cada vez que se hacen guantes, por ello recomienda a sus luchadores que bajen la intensidad en los golpes y se centren en la técnica cuando entrenan con sus compañeros. Krav Maga da un paso más allá y a la hora de practicar las técnicas, se simulan todos los golpes. En los agarres sí que hay una intensidad controlada para facilitar el aprendizaje de la técnica pero en los golpeos, salvo que sea contra una manopla, escudo o saco, no es necesario aplicar toda la fuerza, al menos contra un compañero. Con lo cual, si eres como Mario Mars, que vive de su cuerpo y no te puedes permitir una brecha o una nariz rota, Krav Maga es tu disciplina de defensa personal, no te van a desfigurar la cara.
  • Y además tiene un origen antifascista 😉


CONTRAS

  • En el Krav Maga te enseñan a defenderte en cualquier situación, incluso en atracos donde puedan usar armas en tu contra. Sin duda, es una disciplina con unas connotaciones bastante militares y personalmente, no soy muy fan de las armas (y menos de las de fuego) ni de las fuerzas armadas en general. De todos modos entiendo que aquí el objetivo no es aprender a atacar con armas sino a desarmar a tu oponente, lo cual justifica un poco su uso.
  • Se puede utilizar con malas intenciones: como todos los deportes de contacto y artes marciales, el Krav puede atraer a lo peor de cada casa con la intención de utilizar lo aprendido para abusar de otros. Por eso es muy importante el entorno donde lo aprendes, los valores del instructor y su centro y del ambiente que se respira.
  • Hacer Krav no es suficiente para asegurarnos una vida larga y saludable. Sin duda alguna es mucho mejor hacer Krav que no hacer nada pero al igual que con el resto de disciplinas, si nos especializamos en exceso, descompensamos ciertas partes del cuerpo y capacidades. No se trata sólo de practicar otras disciplinas o trabajar la fuerza por ejemplo, sino de moverse a diario de muchas formas e intensidades. En definitiva, de moverse y llevar una vida activa.

CONCLUSIONES

Recuerdo en unos Crossfit Games que uno de los presentadores dijo algo así como “Si Batman existiese, así es como entrenaría”.

Sin duda alguna todo superhéroe debería incluir entrenamiento de fuerza y metabólicos para tener un estado de forma excepcional. Pero si hablamos del combate, estoy seguro de que Batman entrenaría con Krav Maga.

Los deportes de contacto son un excelente complemento al entrenamiento funcional de fuerza. Por eso en nuestro box hemos empezado con las clases de Brazilian Jiu Jitsu y Fight and Flow. No queremos convertirnos en expertos en lucha sino movernos de distintas formas e intensidades para seguir creciendo y aprendiendo día a día.

Porque sin duda alguna, el caballero oscuro, si quisiera sacar su mejor versión para combatir el crimen, tendría que entrenar básicos, calistenia, movilidad, correr, nadar, trabajar la suspensión, diferentes tipos de lucha y llevar una vida activa…en definitiva, entrenar como un héroe, como hacemos en WODS 😉

KRAV MAGA WODSWIDE

La escuela Worldwide de Barcelona, capitaneada por Andrés Bravo, es una de las referentes en todo el estado.

Me gustó mucho su filosofía y su estilo a la hora de enseñar: paso a paso, de forma muy controlada y progresiva. Además insistía en que el objetivo era salvarse y evitar el daño a toda costa. Si te van a robar, no te compliques, no merece la pena. Sólo utiliza la fuerza en caso extremo, cuando no tengas otra opción y en ese caso, haz lo justo y necesario para salvarte y huir.

Ahora queremos traer parte de su estilo a WODS de la mano de uno de sus instructores para introducirnos en el Krav Maga.

Próximamente ofreceremos clases de Krav para socios (por puntos) y no socios (pagando una cuota aparte) pero para empezar queremos daros la oportunidad a todos de experimentar de primera mano una clase.

 

 

Seminario de introducción al Krav Maga

Fecha: sábado 27 de Octubre
Lugar: WODS
Horario: 17 a 19h
Precio: Gratuito
Inscripciones: enviar email con “nombre y apellidos + krav maga” en el asunto a [email protected]

Tan sólo es necesario traer ropa cómoda y ganas de pasar un buen rato.

El encargado del seminario es Jordi Torres, el cual se dedica a la seguridad privada desde 1999, y en el año 2003 comienza a asistir a clases de Krav Maga. Son 19 años de experiencia en la seguridad privada y 15 años practicando el Krav Maga. Actualmente es Instructor nivel Expert One por la federación internacional Krav Maga Worldwide.

” El Krav Maga me ha dado más seguridad en mi mismo, más fortaleza mental y física y obviamente más conocimientos para aprender a defenderme. Transmitir a mis alumnos la pasión por el Krav Maga y saber que enseñas a que la gente esté más segura de sí misma y puedan auto-defenderse me satisface.

El Krav Maga es fácil de aprender, de recordar y ejecutar. Aprender los conceptos básicos son una herramienta para poder defenderte en cualquier tipo de ataque y agresión. Trabajamos con conceptos, no técnicas, puesto que no hay un ataque igual que otro. El Krav Maga es acción y reacción. Entrena como quieras defenderte y te defenderás como hayas entrenado.”

¿Preparado para entrenar como Batman? Vente a WODS y saca el héroe que llevas dentro

Pin It on Pinterest