¿Cuántas veces lo habrás oído? ¿Y visto impreso en una camiseta o toalla “No pain no gain”?
Para muchos es casi una filosofía que determina su forma de entrenar pero ¿hasta qué punto es la mejor forma de hacerlo?
Vamos a poner en tela de juicio uno de los lemas preferidos de muchos adictos al fitness, el mítico No Pain No Gain (sin sufrimiento no ganas)

Todo lo que merece la pena en esta vida, cuesta. Requiere un esfuerzo.

Hasta ahí podríamos decir que el lema No Pain No Gain es cierto.

El problema llega cuando se saca de contexto y se cree que la única manera de mejorar es sufriendo, cuánto más mejor y es entonces cuando llegan las sobrecargas, el sobreentrenamiento, las lesiones y las frustraciones.

Podríamos afirmar que entrenar duro, esforzarse y sacrificarse es necesario para obtener resultados siempre y cuando lo hagamos de manera progresiva, proporcional a nuestro nivel y con la mejor técnica posible.

Así que cambiemos el No Pain No Gain por Entrena como un héroe, que viene a ser lo mismo pero con cabeza ??
'Cambia el 'No Pain No Gain' por 'Entrena como un héroe', que es lo mismo pero con cabeza' Clic para tuitear

Si conoces adictos al fitness que creen que haciendo el burro van a mejorar, comparte este artículo a ver si empiezan a usar la cabeza ?

Pin It on Pinterest