Me considero un fan de los tatuajes. Desde bien pequeño me imaginaba con tattoos en plan motero y, ya de adolescente, la estética de jugadores de la NBA como Allen Iverson y Jason Williams, del que me copié mi primer tattoo (sí, poco original, lo sé ?), me influenciaron mucho.

Como todos aquellos aficionados a la tinta en la piel, he sufrido el miedo al rechazo de mis seres queridos: “no vas a encontrar trabajo” “con esas pintas te van a detener” “¿qué vas a hacer con 50 años lleno de tatuajes?”

Aún así siempre lo he tenido claro y no me he cortado en absoluto por el miedo al qué dirán. Aunque afortunadamente ha cambiado bastante en los últimos años, es cierto que para según qué empleos, al menos hasta hace poco, tener tatuajes era un hándicap.

Por decorar tu piel no vas a estar menos preparado ni ser peor persona, hasta ahí todos lo tenemos claro. Pues bien, a pesar de ser algo tan coherente en lo que todos estaríamos de acuerdo, para mí era habitual ver personas que evitaban tatuarse para no perder oportunidades, a pesar de saber que era absurdo e injusto.

Desde mi punto de vista, prefería hacer lo contrario. Si me quería tatuar, me tatuaba y punto. Y si luego sufría prejuicios, rechazo laboral o tenía que demostrar mi valía, pues lo asumía, solo así se podían cambiar las cosas y la percepción de la gente.

De todos modos, insisto, las cosas han cambiado y seguirán haciéndolo poco a poco.

Recientemente he decidido añadir uno nuevo a mi colección de la mano de mi colega YPSO, un artistazo. Se trata de un Iceberg algo peculiar. La parte que está fuera de la superficie (la punta) es de diamantes. En cambio, los cimientos del iceberg sumergidos en el agua, son de roca.

Iceberg

Y eso, ¿por qué? Muy fácil, para ejemplificar el efecto Iceberg que tanto me gusta…

¿QUÉ ES EL EFECTO ICEBERG?

Es la comparación de la percepción que la gente tiene del éxito, con la forma de un iceberg.

La mayoría de personas, cuando piensan o ven a una persona exitosa solo se fijan en el dinero que ganan, los bienes materiales que tienen, la fama, la felicidad que transmiten, la salud que aparentan, los objetivos que logran, el entorno que les rodea, etc.

chicoflow

 

“Las churris que tienen bro, pussies everywhere en plan mansión playboy. Yo soy fan de Hugh Hefner” @chicoflowlh

En cambio ni ven, ni conocen y a menudo ignoran el trabajo duro que han tenido que realizar para tener éxito; la persistencia, los fallos y fracasos que han cometido; las decepciones, los sacrificios que han tenido que hacer; la dedicación y la fe que han tenido en sí mismos; la soledad, las discusiones, los buenos hábitos, las inversiones que han hecho, los riesgos que han tomado, etc.

La primera parte, la visible, se podría comparar con la punta del iceberg, en cambio, esta no existiría si no fuera por los cimientos, por todo ese trabajo y todos esos sacrificios que esa persona ha hecho para estar donde está.

Depende de en qué te centres, tu iceberg crecerá o se acabará hundiendo…

DISTRACCIONES Y BULLSHIT

El éxito es subjetivo, depende de los objetivos y prioridades que tengas.
Independientemente de que tu realidad actual sea más o menos exitosa según tu prisma, hay una parte visible y otra menos accesible a los mirones.

Tu aspecto físico, las actividades que compartes con tus amigos, aquello que publicas en las redes sociales…en definitiva, lo que muchos de tu entorno pueden ver podría ser la punta del iceberg.

En cambio tu día a día, los hábitos que adquieres, lo que comes habitualmente, tus entrenos, los libros que lees, el tiempo que dedicas a tu desarrollo personal, los días que madrugas para aprovechar el tiempo, la forma en la que te hablas a ti mismo. Todos los esfuerzos y sacrificios que haces y solo ves tú, representarían la base del iceberg.

A menudo veo personas que se preocupan demasiado en aparentar y muy poco en lo que hacen o en cómo lo hacen, ponen más foco en demostrar lo que son capaces de hacer (aunque a veces no lo sean) que en sacar su máximo potencial. Ya sea por falta de autoestima o por motivos varios, no dejan de compararse de manera errónea con el resto.

Las comparaciones solo son constructivas cuando se hacen de forma inteligente, cuando comparamos los métodos a seguir, las herramientas, no solo los resultados de manera aislada.

El resultado solo lo deberíamos usar como guía para perfeccionar aún más el proceso, que es el que realmente importa.

Olvídate del resto, de si fulanito levanta X kilos o menganita hace X dominadas. Olvídate de cuántas flexiones haces en un minuto y de cuántas hace tu amiga, hazlas bien hechas, lo mejor que puedas. No tienes que demostrar nada a nadie. Hazlo lo mejor posible y solo así podrás progresar. Ese debería ser tu foco de atención y la única forma de valorar la sesión. ¿Hiciste bien los ejercicios? ¿Lo diste todo? Perfecto, puedes estar más que satisfecha.

El que se centra en las apariencias, en los resultados, en demostrar lo que es capaz de hacer, en igualar lo que hacen sus compañeros esté o no fuera de sus posibilidades, el que se preocupa más de los números que del modo…está destinado al fracaso y a la frustración.

Tampoco te voy a decir que te olvides de los resultados, fíjate en ellos a medio-largo plazo, cada X meses compara los resultados para ver cuánto has progresado y si debes retocar algo del método empleado. Pero durante el día a día pasa de ellos y céntrate en hacer bien lo que toca.

Compara el proceso, no el resultado y focalízate en el ahora.

CÉNTRATE EN EL CAMINO

Céntrate en el proceso, en el camino y olvídate de la punta del iceberg, de los resultados, utilízalos con perspectiva (de dónde vienes y a dónde vas), como información para corregir el rumbo si es necesario, no como unidad de mesura, evalúa el esfuerzo, el camino.

Tu satisfacción se debe medir en función del compromiso, de si has cumplido con lo que te habías propuesto, de esa manera puedes sentirte satisfecho independientemente de que te haya salido mejor o peor. El progreso no es una recta uniforme, cuando mejoras es imposible hacerlo de manera constante al 100%. Habrá días que te encuentres mejor, otros que estés más flojo. No importa. Dalo todo y concéntrate en hacerlo lo mejor posible.

El que da todo lo que tiene no está obligado a dar más Clic para tuitear

Esquema

Al final progresar y lograr éxito, es importante, pero no a cualquier precio. Las formas importan ¡y mucho!

LAS FORMAS…PARTE DEL ÉXITO

Las formas son parte del éxito, conseguir metas a cualquier precio es para mediocres. Los héroes dejan el mundo en mejores condiciones de como lo encontraron.

Eso no implica que solo se pueda lograr de un modo. Por educación estamos acostumbrados a pensar que las cosas son en blanco o negro, las respuestas SI o NO o Correctas o Incorrectas, tipo test. La realidad en cambio es infinita, existen miles de opciones y que no podamos hacerlo de un modo no significa que no existan alternativas, es cuestión de creatividad y perseverancia. No te conformes a hacerlo de cualquier modo, respeta tus principios, tiene que haber unos límites morales que nunca estés dispuesto a romper.

Los héroes hacen el bien independientemente de las circunstancias Clic para tuitear

CONCLUSIÓN

Cuando veas a una persona de éxito recuerda que seguramente ha tenido que trabajar muchísimo para llegar donde está.
La suerte existe pero está muy sobrevalorada. Influye pero no determina.

Los zombies dirán que todo es cuestión de suerte pero los héroes saben que la suerte no es más que…

Saber
Utilizar
Efectivamente mis
Recursos para
Tener
Exito

Para sacar al superhéroe que llevas dentro focalízate en el ahora, pon toda tu atención en el proceso, olvídate de la punta del iceberg y céntrate en sus cimientos.

Ese es uno de los principales motivos por los cuales unos tienen éxito y otros no. Personalmente me considero una persona afortunada y exitosa en muchos aspectos pero sigo con la ambición positiva de seguir mejorando, de aportar más valor, de ayudar a más gente y ser más feliz.

Algún día tendré tanto éxito que muchas personas hablarán solo de la punta del iceberg pero mi mayor satisfacción será saber que nadie me regaló nada y que debajo de esa pequeña parte del iceberg hay una gran base que la sustenta… que me he currado a pulso.

¿Y tú? ¿Te centras en la base de tu iceberg?

Comenta y comparte motherfucker ??

Pin It on Pinterest