En WODS somos muy fans de las Spartan Race y sobre todo de correrlas en manada.

Pero como solemos decir, “que lo bueno no sea enemigo de lo perfecto”.

En esta ocasión nadie podía acompañarme a correr la Ultra Beast en Edimburgo pero no iba a permitir que eso me detuviese, así que me apunté y me compré el billete sin darle más vueltas para verme obligado a hacer uno de los retos del año, aunque fuese “solo”.

Y lo pongo entre comillas porque en ningún momento me sentí así gracias a mi manada.

Probablemente una de las mejores experiencias de mi vida resumidas en el siguiente video donde hago una valoración de los más de 42km llenos de obstáculos por tierras escocesas.

Pin It on Pinterest

Share This