¿Cuántas veces has aplazado empezar un nuevo hábito? Si estás cansado de postergar o de tus amigos y familiares que nunca dan el paso y empiezan a mover el culo, no te pierdas el guest-post de nuestra heroína Emma de Almas de Guerrero. Cómo diría Chico Flow “mueve el puto culo motherfucker”.

EMPIEZA Y CALLA

Desde que empecé a entrenar Crossfit he ido colgando mis progresos en redes sociales, desde mi  primera dominada hasta la primera vez que completé una Spartan Race de 21 km. No es anecdótico el número de personas que se han acercado a decirme que a ellos les gustaría también hacer todas esas cosas, ver cambios físicos, ser más fuertes, ser capaces de esto y de lo otro, … Me han dicho de todo y hay quien lleva meses diciéndomelo. Si la primera vez que me lo dijeron hubieran empezado de verdad ya habrían notado muchos cambios. Así que, en serio… ¿a qué estás esperando?

Dani Garcia y Emma Torralvo

AHORA O NUNCA

El mejor momento para empezar es ahora. Nunca he entendido eso de: “el próximo lunes empiezo”, “en septiembre me apunto”, “el 1 de enero cambio los hábitos”, etc. Estas ideas no son más que excusas para retrasar el esfuerzo que no hacen más que postergar tu objetivo. Empieza ya.

Facta, non verba. Es decir, lo que importan son los hechos y no las palabras. Está bien que no pares de decir cuánto quieres hacerlo pero por más que lo repitas los logros no van a llegar así. Hace falta mucha constancia y dedicación para ello y, de hecho, tanto hablar te está quitando tiempo ¡y energía! Te aseguro que lo más difícil es precisamente eso, empezar, una vez veas cuánto puedes mejorar en todos los aspectos te volverás adicto a ello.

Almadeguerrero

BASTA DE EXCUSAS

Sinceramente, a veces creo que la gente piensa que los que hacemos deporte no tenemos otras responsabilidades. En WODS, donde yo entreno, mucha gente trabaja a jornada completa, a veces con turnos rotativos, o estudian, o tienen hijos, o todo a la vez. Ellos tienen las mismas responsabilidades que tú y la misma falta de tiempo que tú. Es cuestión de prioridades, de dar importancia al ejercicio físico de tal manera que no sea una opción el hacerlo o no. Al fin y al cabo estamos hablando de salud y sintiéndote mejor podrás trasladar eso a todos los ámbitos de tu vida: desde el trabajo hasta el día a día en casa. Y cuesta, sí. A todos nos cuesta. Para hacerlo más llevadero recuerda Los 5 trucos para no saltarte un entreno.

Los días duran 24h para todos. La diferencia es en qué las empleas Clic para tuitear

Entiendo que hay quien pueda dedicarle más o menos tiempo al deporte, también a quien le guste más o menos pero ¿de verdad no puedes dedicarle ni dos horas a la semana?, ¿sabías que con media hora al día de ejercicio ya mejorarías mucho tu calidad de vida? ¿y si solo pones el despertador media hora antes y lo dedicas a eso? Da pereza, ¿no? Pero nadie ha dicho que fuera fácil. Si esperas que sea sencillo, que no te va a costar… estás equivocado/a pero, como siempre, todo lo que vale la pena cuesta. Y esto vale muchísimo la pena. Ya sabes lo que dicen: “Si fuera fácil todos lo harían”.

Otra excusa que escucho mucho es que no pueden gastarse el dinero ahora mismo en el deporte. Vale, siempre tendrás gastos que tengas que hacer antes que pagar un entrenador o un gimnasio o, incluso, que prefieras hacer. Por poner un ejemplo, una tarifa media de Crossfit cuesta a partir 60 euros más o menos al mes.

¿Seguro que no te lo puedes permitir?

1 mes de Crossfit:

  • 7 cubatas
  • 12 paquetes de tabaco
  • 1 videojuego
  • 10 menús comida basura

Puedes buscar un precio low-cost, o puedes buscar resultados. Puedes invertir en construir o en distraerte y/o destruirte. Una vez más, es cuestión de prioridades.

De todos modos no seré yo quien te diga en qué tienes que gastarte el dinero faltaría más pero quizá deberías plantearte en qué invertir tu dinero y si hay algo mejor que en tu salud.

De todas formas, si realmente es un problema de pasta… Don’t worry! Hoy por hoy hay mucha oferta para todos los bolsillos y además existen cantidad de páginas webs, videos de youtube, app de móvil donde te hacen rutinas de ejercicio e incluso te explican cómo hacen bien la técnica. Es preferible que siempre haya un profesional para vigilar la técnica pero hay muchos entrenos que puedes empezar a hacer por tu cuenta en casa o en un parque. Por ejemplo, suscribiéndote al blog aquí recibirás la rutina del héroe gratis para que entrenes donde quieras. Así que, una vez más, falta de ganas y no de pasta.

Por último, mi excusa favorita es cuando me dicen… “me voy quiero apuntar a Crossfit pero antes es que tengo que coger un poco de fondo porque estoy muy mal, saldré a correr un tiempo y luego empiezo”. Y no lo he escuchado ni una vez ni dos. De verdad, ¿de dónde han sacado eso? Tú apúntate y deja que el coach haga su trabajo. Él sabrá cómo adaptarte los entrenos para que tengas un progreso adecuado y seguro a la vez.

Sin ir más lejos. Mi madre empezó a practicar entrenamiento funcional en el mismo box que yo hace 3 meses y jamás había hecho deporte. JAMÁS. Y ahora, habiendo entrenando dos veces a la semana ya es capaz de correr 250 metros sin parar, saltar encima de discos con los pies juntos, ponerse de cuclillas sin necesidad de aguantarse, incorporarse sin tener que buscar apoyo, y cada vez más progresos.

Pueden parecer pequeños avances pero que a la larga representarán un gran cambio.

No, no tienes que ir a correr 3 meses antes para coger fondo y luego empezar el deporte que quieras. Empieza y todo irá mejorando a su ritmo.

BUSCA TU PROPIA MOTIVACIÓN

Desde mi punto de vista, creo firmemente que estas personas desean empezar y mejorar su salud. Le dan importancia y eso ya es mucho.

Hay quien ni se plantea que el deporte sea necesario en sus vidas. Aun así, creo que están perdidas y no saben ni cómo empezar ni por dónde.

Mi consejo es que pruebes ese deporte que crees que va contigo y no pienses en tu forma física, ni en tu edad ni en nada. Piensa en si te va a gustar o no. En si va a ser algo que te motive como para levantarte del sofá ese día que te da más pereza o llueve y jode salir a la calle.

EmmaTorralvo

Yo practico Crossfit y cualquier entrenamiento funcional lo recomiendo a todo el mundo, sin excepción. Pero si eso no va contigo y prefieres apuntarte a balonmano o probar boxeo, pues adelante. Pruébalo y hazlo ya. Al final lo importante es que te muevas y disfrutes con la actividad que escojas. Hay mil opciones. Piensa cuál es la que más te gusta.

Otro consejo es que te preguntes por qué quieres hacer ese deporte. Busca tu motivación intrínseca porque habrá días que vayas de culo, que estés cansado, que tengas muchas agujetas o que tus amigos te propongan ir a dar una vuelta.

Incluso yo que soy apasionada del deporte hay días (vale, pocos pero los ha habido ?) en los que me hubiera quedado mejor en casa, así que me recuerdo a mí misma por qué entreno y eso me hace no saltarme ni uno.

Pregúntate la razón y que sea lo suficientemente importante como para entrenar cuando estés motivado y cuando no.

Mi razón por la que hago deporte va más allá de la estética y sinceramente creo que debería ser algo más que eso para todos… pero si a ti eso te sirve como excusa para practicar deporte y mejorar tu alimentación (sí, la alimentación es incluso MÁS importante que el deporte. No, no puedes merendar bollycaos aunque hagas deporte y “lo quemes”) pues ¡adelante!

Yo no concibo un cuerpo al que no le saque su máximo rendimiento, en el que me canse y no sea todo lo ágil y fuerte que puedo ser; un cuerpo que no me permita tener la mejor calidad de vida que pueda tener. Busca tu por qué y cuando flojees recuérdatelo a ti mismo, no esperes a estar motivado o inspirado para hacer algo.

Y si estabas esperando una señal divina para empezar…lo siento, no va a llegar; pero puedes tomarte este artículo como una señal, a secas.

Si sirve para que solo una persona decida dar el paso, ya habrá valido la pena. ¿serás tú?

Comenta y comparte guerrero/a

Pin It on Pinterest