Levantarte de mal humor, caminando cual zombie, maldiciendo el despertador y el trabajo que te obliga a salir del calor de las sábanas. Comer cualquier mierda y salir corriendo para no llegar tarde ¿a quién no le ha pasado?

Si cada mañana tenemos la oportunidad de empezar de nuevo, si cada amanecer es un regalo, un nuevo día de vida para disfrutar y luchar por nuestros sueños ¿por qué no lo vivimos como tal?

Probablemente por un mal enfoque y una falta de buenos hábitos.

Madrugar para empezar el día dedicando tiempo a cosas que realmente me importaban fue uno de los mejores cambios que hice en mi rutina y el inicio de muchos de mis progresos.

Del sofá al barro


El primer libro de habla hispana que te ayudará a prepararte para correr una SPARTAN RACE 

  • ¿Quieres prevenir torceduras, blancazos y calambres?
  • ¿Quieres saber cuál es la alimentación que me ha hecho lograr todos los retos Spartanos?
  • Serás un finisher de VERDAD.
  • Además si te inscribes YA, recibirás el primer capítulo GRATIS y recibirás el MAYOR DESCUENTO el día de su lanzamiento, más info en delsofaalbarro.com

Si vives cada mañana como un milagro, todo es posible.

MIRACLE MORNING

El concepto miracle morning se hizo famoso a raíz del libro de Hal Herold en el cual detallaba su rutina particular que resumía con el acrónimo SAVERS (salvadores)

S de Silence (Silencio). [5 min.]
A de Afirmation (Afirmación) [5 min.]
V de Visualization (Visualización) [5 min.]
E de Exercise (Ejercicio) [20 min.]
R de Reading (Lectura) [20 min.]
S de Scribing (Escritura). [5 min.]

Personalmente lo conocí gracias a Robin Sharma el cual habla en muchos de sus libros y cursos de cuantas grandes celebridades de la historia madrugaban para dedicar las primeras horas del día a realizar tareas que consideraban importantes.

Con el tiempo profundicé gracias al libro de Jeff Sanders “The 5 am club Miracle” y poco a poco fui adaptando el concepto a mi realidad y mis necesidades para crear mi propia rutina.

Y es que una vez lo pruebas y descubres sus ventajas es difícil volver atrás.

VENTAJAS DE MADRUGAR

Quién tiene un porqué encuentra un cómo Clic para tuitear

Al simple hecho de madrugar y levantarte a las 5 o 6 de la mañana no le vas a encontrar ningún beneficio de por sí.

Las ventajas vienen de aprovechar las primeras horas de la mañana para realizar aquellas actividades que son importantes para tu salud, tu rendimiento y tu felicidad.

¿Cuántas personas nunca hacen ejercicio, ni leen ni se dedican tiempo a si mismas porque dicen no tener tiempo?

Madrugar es una buena forma de encontrarlo.

Las primeras horas del día son las más tranquilas, con menos interrupciones (ni llamadas, ni whatsapps, ni ruidos) y por tanto las más productivas.

Si has descansado correctamente estarás fresco y creativo y la satisfacción posterior de haber hecho tantas cosas de buena mañana antes de empezar tu jornada laboral te proporcionará un chute importante de motivación y confianza.

Ya hemos visto la propuesta original de Hal Herold, veamos ahora cuales son a mi parecer los 5 pilares más importantes sobre los que diseñar tu propia rutina.

Jordi Valdes: ⁠⁠⁠Los primeros minutos de tu mañana van a marcar una gran parte de cómo vas a afrontar la jornada. Si no lo crees, pruébalo durante unos días, no tienes nada que perder… Yo empecé levantándome unos minutos antes, para no ir con prisas desde el primer momento. Me di cuenta de que gran parte del tiempo se pierde ya a primera hora consultando mails, Facebook, Instagram… te suena, ¿verdad? Así que, siguiendo los fundamentos que aprendí en el Curso de SuperProductividad, diseñé mi propia rutina mañanera. Una de las mejores herramientas que utilizo es la agenda, donde tengo definidos los objetivos diarios, semanales y mensuales. Repasarlos a primera hora me ayuda a definir prioridades y a centrarme en cómo va a ser mi jornada: cómo voy a entrenar, qué voy a comer, qué defectos quiero corregir y qué virtudes reforzar… Un simple objetivo diario, a cualquier nivel, sirve para no movernos por inercia, a que hayamos sacado provecho a nuestra jornada. ¡Ah! Y no te olvides ser positiv@; si al despertar estiras los brazos y no estás en una caja de pino… ya está siendo un buen día 😉

5 PILARES

  1. Meditar: no me canso de repetirlo. Una de las mejores herramientas que he incluido en mi vida y que me han hecho progresar tanto es la meditación. En mi caso, después de probar varios métodos me decanté por la Meditación Trascendental pero como siempre digo, busca, prueba y escoge la que mejor te sienta.

    En The Miracle Morning, Hal Elrod propone una sencilla técnica:

    Siéntate en un entorno confortable con una postura firme. No hacen falta posiciones de loto ni de yoga. Escoge una silla o sofá cómodo pero no tanto como para quedarte dormido, no vale recostarse.

    Cierra los ojos y mantenlos de manera relajada (sin fruncir el ceño)

    Concéntrate en tu respiración, hazla profunda y lenta.


    Intenta permanecer concentrado en tu respiración sin pensar en nada más.


    Cada vez que te vengas pensamientos y seas consciente de ellos, recuerda que debes concentrarte en tu respiración y devuelve tu atención a esta.


    Puedes empezar con 10 minutos al día. Existen múltiples estudios que demuestran los beneficios de meditar a diario, pruébalo y saca tus conclusiones. Eso sí, date tiempo, no vas a percibir beneficios los primeros días. Necesitarás semanas, incluso meses para darte cuenta de cómo ha cambiado tu forma de pensar, claridad mental y paz interior.

  2. Entrenar: no hace falta que te recuerde la cantidad de beneficios de moverse a diario, así que mueve el puto culo 😉  Si eres de los que disfruta entrenando y ya tiene cogida una rutina determinada, no hace falta que la cambies. Por el contrario si te cuesta hacer ejercicio obligarte a hacerlo nada más levantarte te ayudará a ser más disciplinado ¡ya no habrán contratiempos que te impidan entrenar! Pase lo que pase durante el día, tú ya habrás hecho los deberes. Y no te preocupes por el desayuno, prueba a entrenar en ayunas y después de moverte, pégate un festín si quieres de comida real.
  3. Leer / estudiar: nada como la lectura para aprender de los aciertos y errores de otras personas y encima, si es de buena mañana, acompañado de un buen café, es un placer fácil y barato que todos nos podemos permitir para empezar el día de forma productiva y enriquecedora. Además si estás estudiando, hacerlo antes de empezar tu jornada laboral te asegurará haber hecho el “trabajo sucio” antes de adentrarte en el infinito de las distracciones y las obligaciones.
  4. Planificar: o te organizas el tiempo o el tiempo te acabará organizando a ti a base de urgencias y prisas. Tener un diario para organizarte las tareas es una buena forma de acercarte a tus objetivos y de buena mañana es un momento perfecto para recordar qué quieres hacer, cuándo y cómo a lo largo del día.
  5. Escribir: ya sea una novela, para un blog, en tu diario o simplemente escribir sin pensar, a ver qué sale… es un buena manera de expresarse y conocerse mejor a uno mismo. De madrugada es un buen momento para dejar fluir la mente y desahogarse con la escritura.

Estos serían para mi los 5 pilares más importantes para incluir en una mañana de miracle morning pero ni son los únicos ni hace falta hacerlos todos.

Si por ejemplo, tienes un proyecto paralelo a tu trabajo con el cual te gustaría emprender, dedicarle una o dos horas cada mañana antes de ir a tu trabajo actual te ayudará a progresar y poder abandonar antes ese trabajo que odias para dedicarte a tu sueño.

Sea cual sea tu situación actual, seguro que puedes madrugar un poco más e incluir alguna de las rutinas para mejorar tu vida. Solo es cuestión de encontrar la manera.

 

¿CÓMO PUEDO HACERLO?

En primer lugar aclarar que no se trata de hacer lo mismo que hacia Hal o Robin Sharma o Jeff o un servidor. Se trata de adaptar el concepto a tu situación actual y simplemente, levantarte antes de lo normal para dedicar un rato a alguna actividad que te guste y te haga mejorar como persona.

Para algunos será levantarse a las 5 y hacer una rutina de 2 horas, para otros levantarse a las 7 y hacer una de 45 minutos y para aquellos que entran muy pronto a trabajar bastará con levantarse 30 minutos antes de lo normal y hacer uno o dos de los hábitos que mencionamos.

No te centres en lo que no puedes hacer, céntrate en lo que sí puedes hacer y comprométete a hacerlo.

Algunos de los trucos que te recomendaría para empezar tu miracle morning:

  • Diseña tu propia rutina: en función de tu horario laboral, de tu situación actual y de tus objetivos escoge qué actividades prefieres hacer o necesitas más y otórgales a cada una un bloque de tiempo. Planifícate bien la rutina antes de madrugar o empezarás a distraerte y perder el tiempo y dejará de tener sentido. Tampoco te obsesiones con querer hacer muchas cosas, es preferible hacer menos pero bien que no cambiar constantemente de actividad sin sacarle realmente provecho.
  • Busca un porqué: madrugar porque sí no será sostenible. Necesitas un motivo, un sueño, algo por lo que querer crecer y mejorar como persona.
    El propósito de la vida es una vida con propósito Clic para tuitear
  • Revisa tus creencias: Si tienes pensamientos como “madrugar es de pringaos”, “levantarme tan pronto es imposible” o “yo soy muy dormilón” será difícil que adquieras el hábito y lo mantengas. Prueba a pensar cosas como “si lo gestiono bien puedo descansar y madrugar sin que afecte a mi rendimiento”, “si madrugo y aprovecho las mañanas me acercaré a mis sueños” o “prefiero madrugar y hacer cosas productivas que acostarme tarde con distracciones de zombie”. Revisa tus creencias y cambia aquellas que te vayan a limitar e impedir lograr tus objetivos.
  • Crear una rutina de buenas noches: lógicamente si después de cenar te fumas un porro y te pones a ver cualquier mierda como pseudo-tertulias de futbol hasta la 1 de la madrugada, olvídate de madrugar. No es cuestión de acostarse muy pronto sino de dormir de verdad y para ello, vas a necesitar una rutina progresiva de descanso para avisar a tu cuerpo de que es hora de irse a dormir y paulatinamente vaya cogiendo el sueño. Por un lado alimentarte bien (sano y la cantidad que toleres sin molestias). Yo no creo en eso de que cenar mucho es malo. Precisamente el cuerpo está preparado para reposar después de comer (de ahí la morriña post comilona que nos entra). Así que simplemente come sano y todo lo que tu digestión te permita. Para irnos relajando es importante ir apagando luces y poco a poco adentrarnos en la oscuridad. Y finalmente y super importante, evitar o al menos reducir, el tiempo delante de la tele, móvil y ordenadores. Una buena herramienta para reducir el impacto que tiene su luz en nuestro sistema nervioso son los filtros como la aplicación F.Lux para windows, linux y mac.
  • Cambia de despertador: olvídate de sonidos molestos y repetitivos. Escoge un tema épico que te ponga las pilas y póntelo de despertador. Además te recomiendo que te coloques el despertador fuera de la habitación, en un sitio que te obligue a levantarte y caminar para apagarlo. Yo lo tengo en el comedor y me levanto con este temazo.

  • Se constante: escoge una hora y decide levantarte siempre a la misma hora (al menos de lunes a viernes). Sobre todo el primer mes tienes que ser estricto para adquirir el hábito, a partir de ahí puedes ser un poco más flexible y si un día por circunstancias puntuales decides dormir un poco más no te costará retomar el habito al día siguiente. En cambio si las primeras semanas vas cambiando de hora con la excusa de ser flexible…no durarás mucho. De todos modos, si un día vas más cansado de lo habitual ¿qué pasa? nada. Que no rindes igual…¿y qué? no se va a parar el mundo. No siempre podemos estar a tope. El problema viene cuando el cansancio es crónico y siempre vas agotado. Hay que dormir, hay que descansar correctamente pero si un día no podemos hacerlo, que no nos sirva de excusa para no hacer lo que toca.

MI RUTINA ACTUAL

Personalmente he ido probando varias rutinas y adaptándolas a mis circunstancias. Había épocas en las que entrenaba de buena mañana. Otras en las que empezaba el día con una ducha fría y otras que dedicaba los primeros minutos del día a hacer una rutina de movilidad.

Actualmente mi rutina es la siguiente:

  • 5:40 me levanto, bebo agua y voy al lavabo. Me cambio y me dirijo a WODS escuchando mi podcast de buenos días (explicación incluida en el curso SUPERproductividad).
  • 6 am llego a WODS, preparo los entrenos en las pizarras, recojo un poco y cuelgo en instagram la primera publicación con la #FrasesWODS del día. A menudo aprovecho para hacerlo mientras aguanto 10’ de sentadilla profunda para mejorar así mi movilidad de cadera y tobillos.
  • 6:30 medito 20’
  • 7 am voy a tomar un café y aprovecho para leer o escribir para el blog.

Así hasta las 8 am que empiezan las primeras clases en WODS.

Tal vez en unos meses cambie algo. De momento esta me va de coña pero estoy abierto a incluir o cambiar cosas.

 

ENCUENTRA TU RUTINA

Ahora es tu momento. Busca un porqué, escoge tus hábitos y diséñate tu propia rutina del héroe.

En el curso de SUPERproductividad te doy más trucos de cómo conseguir madrugar a diario y ser constante.

Empieza el dia con motivación y cambia tu vida.

Comparte el articulo y cuéntanos cuál es tu rutina o qué cambios vas a incluir a partir de ahora.

¿y tú? ¿quieres empezar el día como un héroe o como un zombie?

Pin It on Pinterest