En WODS somos fans de las carreras de obstáculos, especialmente de la Spartan Race y de correrla en manada. Tanto, que incluso tenemos un circuito indoor de obstáculos para entrenar dichas carreras.

Muchos de la manada viajan a diferentes puntos del país para participar en diferentes eventos pero, la Spartan de Barcelona, nuestra casa, es sin duda LA OCR del año para nosotros.

Personalmente además supone un reto personal ya que suelo hacer las 3 carreras (Trifecta: sprint, super y beast) para acompañar a todos los miembros de mi manada y compartir con ellos al menos un rato de tan emocionante experiencia.

Este año además sumé una 4a carrera, repitiendo la Sprint en la tanda de los héroes, acompañando a Raquel Escoda, una de las heroínas más veteranas de nuestro grupo de Special.

Del sofá al barro


El primer libro de habla hispana que te ayudará a prepararte para correr una SPARTAN RACE 

  • ¿Quieres prevenir torceduras, blancazos y calambres?
  • ¿Quieres saber cuál es la alimentación que me ha hecho lograr todos los retos Spartanos?
  • Serás un finisher de VERDAD.
  • Además si te inscribes YA, recibirás el primer capítulo GRATIS y recibirás el MAYOR DESCUENTO el día de su lanzamiento, más info en delsofaalbarro.com

Esfuerzo, lágrimas, sonrisas, barro y creencias limitantes hechas pedazos…todo eso y mucho más resumido en un video donde os explico cómo fue el fin de semana en manada y hago una valoración personal de esta edición.

Ha sido un fin de semana increíble.

Y no lo digo yo, también lo dicen ellos…

Con momentos tan épicos como este…

Beast + Sprint en la tanda de los héroes con nuestra espartana @special_spartan_raixel representando a nuestros héroes de #Special Uno de los mejores momentos del día: ayudando a Raquel a subir el último obstáculo. Hemos acabado todos llorando 😭 Gracias a @spartanracees y a @ilunionhotels por darnos la oportunidad de vivir esta experiencia rodeados de auténticos héroes 💪🏻 Mañana Super + Sprint… #caminoaesparta #capacitados #Specialsomostodos #Entrenacomounhéroe #WODSesmásqueunbox #enWODScadelafelicidad #manada #barefoot #ocr #spartanrace #crossfit #endurance #paleo #motivación #workout #hardwork #superación #crecimiento #progreso #coaching #misión #blog #entrena #come #vive #hactitud #conHdeHéroe

Una publicación compartida de Entrenacomounhéroe (@entrenacomounheroe) el

Y con historias de superación como la de Anna Simarro

anna-simarro-ecuhAnna Simarro: Aún hoy, 1 día después de correr la Spartan Sprint con la manada, me emociono y se me humedecen los ojos. Nunca habia conectado con mis emociones de esa manera, con esa fuerza que me sacude, me hace llorar y respirar entrecortadamente. Una mezcla de nervios, miedo, ilusión, ganas, fuerza, gratitud, compañerismo, respeto y admiración por todos y cada uno de mis compañeros. Superar un reto personal con la manada es brutal. Lo repetiría 1 y mil veces más. La primera de muchas carreras con los genios de WODS y ECUH. GRACIAS !


El testimonio de Montañita…

Laura-montañaLaura Montaña: Parecía una exageración, cuando el speaker decía que hay un antes y un después de la Spartan. Suena muy melodramas, pero la carrera ha sido el detonante dónde más que nunca he podido ver todas las cosas maravillosas que wods está haciendo en mi vida. No tengo espacio suficiente en estas líneas para explicarlas, así que pasaré directamente a lo más importante; los agradecimientos. Quiero darme las gracias a mi misma por no bloquearme, por dejarme atrever y por cada día tener más voluntad, esfuerzo, ganas y perseverancia. Quiero dar las gracias a mi amor y a mi familia por acompañarme, por creer en mí y por sentirse tan orgullosos de mis logros como si fuesen los suyos. Y por último dejo el agradecimientos más importantes: los que tengo que dar a toda la manada. Muchas gracias a los que me acompañaron desde el principio, a los que siempre que necesitaba ayuda en algún obstáculo o necesitaba un empujoncito para volver a correr estaban ahí. Me quedo con un recuerdo muy guay de toda la cursa, pero sobretodo con un momento que espero no olvidar: Mi último obstáculo, cuando me quedaban pocas fuerzas y cuando mi mente dijo que no podía, que qué miedo y que me iba a hacer daño y ahí apareciste tú Dani para poner tu espalda y aparecieron ellos, toda la manada que hicieron que me sintiera la persona más querida y arropada del mundo. Ha sido mi primera Spartan Race, pero no la última. Y lo que tengo claro es que en manada todo es mejor. #enwodscadelafelicidad


O la de Oriol Vazquez, que en su primera Spartan hizo un gran tiempo en la Beast con casi 27km de subidas y bajadas. Así nos cuenta la experiencia de cómo la vivió corriendo en manada.

Es un poco (muy mucho) exagerado con los halagos pero no he retocado nada de su testimonio, sin aditivos, tal y como él lo ha sentido.

oriol-ecuhMi primera Spartan – por Oriol Vázquez

Sábado 27/5/2017. Mi primera Spartan.  Más de 20 Kilómetros y 30 obstáculos. ¿Qué más se puede pedir? Dani me pide hacer un tiempo: intentar hacerla en cuatro horas. Un reto difícil pero ¿por qué no?

Empieza la carrera. Nos apelotonamos en la salida. Mil gritos, abrazos y palmadas en la espalda y de repente todo el mundo empieza a trotar.

De entrada dos muros, uno por abajo y el otro por arriba y en unos momentos ya nos rebozamos en el barro. Y empieza la subida…

Primera parte:

Subida dura pero empezamos a tirar porque estamos frescos de piernas y de ganas. Vamos pasando a grupos de gente que empiezan a tener problemas técnicos y logísticos (que si me sobra la camiseta, que si las bambas se aflojan, que si pierdo una bamba en la poza de mierda y lodo, etc.)

Nosotros dos vamos tirando y todo sea dicho a más gente pases más libre está el camino para correr. La subida por mi parte la disfruté bastante porque, todo y el sol apretando, todavía se podía correr sin el calor asfixiante. A la vez el camino discurría entre los árboles por senderos estrechos.  Al llegar a la cima delante nuestro una de las subidas más duras que jamás haya subido y noto que las pulsaciones se me disparan.

Buf…

…contrólate y recupera que aún falta carrera. 

Acto seguido empezamos a bajar hasta el valle. Aquí no hay duda, vamos los dos flechados con un tiempazo en el reloj GPS y ganando minutos al crono.

Llevamos casi dos horas corriendo y hemos hecho unos 11 kilómetros. Fue cómo un antes y después en mi cabeza. Hasta ese momento iba centrado pensando en mis cosas y concentrado en no matarme en las caídas a tumba abierta que nos encontrábamos. De repente llegamos a una poza y Dani me suelta “no te mojes las manos”

…para que me dice nada. To’ pardelas y me caigo de morros. Justo después estaban las monkey bars y él ya había previsto el llegar con las manos secas.

Fue un desastre…a la tercera barra ya tocaba el barro: 30 burpees de penalización. Dani me coge 15. Salimos de la burpee área y nos metemos en las lanzas. Pam ni uno ni el otro: 30 burpees cada uno. Dani me coge 2. Compi te debo 17 burpees!!!!

Puede parecer una tontería pero salí descentrado de estas dos pruebas… y empezó la segunda parte.

Segunda parte:

El calor empezó a apretar y por primera vez empiezo a necesitar  un avituallamiento. No soy mucho de agua cuando corro pero es obvio que en esta carrera es necesario ser previsor. Ya voy en ayunas tampoco puedo forzar la máquina.

En esta parte de la carrera el recorrido se transformó en un circuito de subidas y más subidas por piedra caliza y senderos cortafuegos.

Mi mente me empieza a jugar malas pasadas y a hacerme temer la siguiente subida. En las subidas nos encontramos con espartanos andando con la cabeza gacha y mascullando entre dientes…coño como yo!!! Pero ahí está Dani tatareando una canción sobre una gorra gucci y pegando unas zancadas impresionantes. El tío los va pasando con los hombros rectos y la cabeza mirando para delante. Joder Uri engánchate a este tío que se te va la cabeza.

En este momento el cabrito del Dani tira de mí moralmente y físicamente. En las subidas voy lento y Dani me tiene que esperar arriba, trotamos a paso de carrera cuando podemos pero cada vez me siento más deshidratado.

En ese momento somos una fila de 5 o 6 espartanos que vamos al mismo paso y si uno tira de más se frena en la próxima subida y viceversa en las bajadas. Los avituallamientos pasan de ser una salvación a un suplicio porque el agua me sabe a poco…¡mierda! me he deshidratado.

Miro el crono y le digo a Dani que tire solo que no podremos completar el reto en cuatro horas. Nos faltan dos quilómetros para los veinte y tenemos media hora. Si estos de la Spartan han sido benévolos todavía puede hacerlo solo pero me dice que no, que se queda, que somos un equipo y que la medalla es la misma si la haces en tres que en ocho horas.  Será por el hecho de haber superado el agobio o por lo que sea que la cabeza se vuelve a centrar y empezamos a bajar a toda hostia. En un momento nos comemos cuatro quilómetros pero parece que nunca se acaba el camino. Durante el camino los corredores con GPS van comentando que llevamos más de 22 quilómetros y todo y escuchar la música seguimos dirigiéndonos en sentido contrario a la meta. Finalmente hacemos los últimos obstáculos y llegamos a la cuerda.

Le comento durante la carrera que no creo que pueda hacerla. Pero él terco que es, me dice “sin barro fijo que sí”. Cuando llego a la cuerda me pasa por la cabeza un miedo súbito a desfallecer pero entonces aparece la MANADA. Chillando y animando, buscando la sombra en un día infernal de calor.

¡Por mis huevos que tengo que subirla!

Y lo hice.

oriol-vazquez-cuerda

Los últimos obstáculos son espectaculares peroes necesario ir con ojo. Gracias a Dani subo el muro resbaladizo. ¿Qué clase de loco se le ha ocurrido lo del agua?

Al llegar, saltando el fuego, un DAB en honor a Mario, un abrazo rápido con Dani y sale corriendo a buscar su siguiente reto.

Me quedo solo buscando alguien del box a quién animar y de lejos veo a Paula y a Òscar. Estoy roto pero algo me dice que el año que viene me apunto y empalmo con más gente en otra categoría.

Me siento al lado de la salida a disfrutar de la cara de alegría de otros corredores y un espartano me comenta que nos hemos cascado 26 kilómetros y un desnivel infernal

Minimalismo

Corrí con las Merrell Bare Acces que mucha gente del box tiene y no tuve problema en acabar la carrera. Por desgracia la suela no tenía demasiado taco y en las subidas y sobretodo en las salidas de los charcos me faltaba tracción. Los traspiés por este motivo eran un poco desalentadores. Para el año que viene procuraré tener más taco…

En las bajadas el minimalismo es durillo pero en la Spartan, el descenso lo pude salvar con mucho salto y acrobacia. Lamentablemente eso pasa factura a la larga.

Obstáculos

-Monkey Bars: Desastre total. No empecé con cabeza y a la tercera barra estaba en el barro.

-Lanza: Con fuerza pero sin acierto.

– Transición lateral: Una putada de prueba. Tira de brazos y equilibrio. Si no es por Dani no la paso porque me sujetó.

-Muros: Dani me ayudó a saltar en el 80%. Me quedaba arriba esperando a Dani pero a él no le hacía falta ayuda para llegar.

-Tracción de la rueda de camión: Tirar de ella con las manos fue fácil pero recuperar la posición se me hizo difícil.

-Cubo de grava: Sin palabras…puto cubo. Diseñado para clavarse y desestabilizarse. En mi caso funcionó. Tengo la marca en las mollas de la barriga.

Hidratación

Mi punto débil. Lo pasé mal la verdad.

Cuando te falta hidratación se te disparan las pulsaciones en los esfuerzos máximos.

Soñaba con un río y creo que incluso se lo comenté a Dani.

Mi compañero

No puedo decir nada de Dani que no sepáis. Una bestia en estado puro. Estaría roto de cansancio, como él decía, pero tiene las pelotas como bolas de petanca y tiraba que daba gusto. Se petó todos los obstáculos como un campeón a excepción de la puta lanza que la carga el diablo.

Correr a su lado es como jugar con Messi. El tío se hizo sólo todos los muros, cuerda a pulso, monkey bars y aun así me quitó burpees a mí y a un corredor. Tío te estoy agradecido por marcarme la línea.

Compi te debo 17 burpees y cuarenta minutos de Spartan!!!

La estrategia

No hay estrategia en una spartan. Eso es lo que he aprendido pero las dos primeras horas a toda leche nos posicionaron muy bien para la bajada posterior. De esa manera teníamos a poca gente por delante para poder bajar a tumba abierta por las trialeras.

La deshidratación me pasó factura y no la supe gestionar. Quién sabe, nunca he probado las sales ni el agua de mar pero nunca es tarde para probar cosas nuevas.

El ayuno fue un acierto pero tardé un par de horas en tener hambre por el esfuerzo realizado.

Reto personal

Este año han sido 4 horas y 41 minutos. El próximo tengo que bajar ¡¡como sea!!

Lo mejor, el superar la barrera mental que me auto impuse durante la segunda subida.

El Karma

Al principio de la prueba un chavalín perdió una zapatilla en un charco de barro. Llevaba un rato buscándola cuando me la encontré al pisar el barro. Nos abrazamos y nos jaleamos.

Al llegar al coche para marcharme, un chaval duchado y repeinado me da la mano y me dice: “me has salvado la carrera tío”.

Era el mismo. Estábamos aparcado uno al lado del otro.

Nunca dejes de ayudar a nadie.

Los voluntarios

No puedo criticar la organización porque es un mastodonte y seguro que debe ser dificilísimo montar todo el circo. Tan solo creo que el trato hacía los voluntarios tendría que ser mejor. No puede ser que los dejen tirados a pleno sol sin sombra ni avituallamiento.

La manada

Te das cuenta que entre todos hacemos que esto valga la pena. Esto va a más y espero que el año que viene más gente se anime.

Por mi parte estaré allí en la distancia que sea ayudando a intentar conseguir el reto de cualquiera o simplemente a jalear al que lo ha dado todo.


Y nosotros estaremos para vivirlo a su lado, ayudando a más personas a mejorar sus hábitos, cumplir sus sueños y sacar al superhéroe que llevan dentro.

Entrena como un héroe en WODS para la Spartan Race y ¡salva tu vida!

Pin It on Pinterest